Normativas para filtros de aire: EN 779 vs ISO 16890 (2ª parte)

Diferencias entre norma EN 779 y ISO 16890

Continuando con el post anterior, en este presentamos una tabla comparativa para facilitar de forma muy aproximada (no equivalente) las diferencias entre la norma EN 779 y la ISO 16890.

¿Cuántas clases de filtros de aire habrá?

La norma ISO 16890 emplea un método de agrupación para las clases G y F diferente al que estamos familiarizados por la norma EN 779. Comparar directamente las antiguas clases de filtros y los nuevos grupos no es sencillo, ya que la norma EN 779 examina una fracción de los datos de rendimiento analizados por la norma ISO 16890.

Al realizar pruebas con arreglo a la norma ISO 16890 se expone al filtro a partículas entre 0,3 µm y 10 µm. Esto significa que los filtros de aire se prueban en condiciones que son mucho más realistas.

Basándose en estas pruebas, los filtros se clasifican según su eficiencia en captura de partículas PM10, PM2,5 y PM1, es decir, partículas en suspensión con un diámetro inferior a 10 µm, 2,5 µm y 1 µm respectivamente.

Estos tamaños de partículas son la base para los cuatro grupos ISO 16890: ePM1, ePM2,5, ePM10 y polvo grueso. La “e” en el nombre del grupo significa simplemente “eficiencia” y el número corresponde al tamaño de las PM.

Para pertenecer a cada grupo, un filtro debe tener un 50 % de eficiencia en captura de PM del tamaño correspondiente. Así, un filtro clasificado como ePM1 habrá capturado al menos la mitad de las PM1 contaminantes a las que ha estado expuesto durante la prueba.

La norma ISO 16890 en 3 minutos aquí.

2 Replies to “Normativas para filtros de aire: EN 779 vs ISO 16890 (2ª parte)”

Comments are closed.